Terapia de niños y adolescentes

¿Cuándo es necesaria la terapia en niños y adolescentes? Consulta los principales síntomas aquí.

Un niño que causa problemas, es un niño que tiene problemas. ¿Detectas cambios o dificultades en el comportamiento de tu hijo? La infancia y la adolescencia son etapas de la vida en las que se viven profundos cambios. Para los menores se presentan crisis y conflictos que no se esperaban y que aún no saben cómo gestionar. Esto da como resultado una preocupación y tensión en el ambiente familiar. En estos casos, la mejor forma de ayudar a tu hijo es llevándole a terapia de niños y adolescentes para que aprenda a manejar los conflictos consigo mismo y su familia.

 Síntomas más comunes en los niños que indican la necesidad de psicoterapia

  • Dificultades para relacionarse con el entorno: Timidez, problemas de integración, necesidad de llamar la atención, agresividad...
  • Bajo rendimiento escolar: Fracaso escolar, dificultades de aprendizaje, bullying...
  • Conflictos familiares: Mala relación con alguno de los padres, separación de los progenitores, aceptación de la nueva pareja de la madre/padre...
  • Traumas infantiles: Malos tratos, abusos, pérdida de un familiar cercano, miedos y angustias...

 Síntomas más comunes en los adolescentes que indican la necesidad de psicoterapia

La adolescencia es la etapa donde se crea la personalidad y donde surgen grandes cambios y confusión para los menores. Es el momento de buscar su propia identificación. Por eso hay que prestar gran importancia a este paso, ya que se trata de un pasaje difícil, laborioso y conflictivo con uno mismo y en consecuencia, con los demás.

  • Dificultades de conducta
  • Angustia y depresión
  • Falta de autoestima que puede conllevar a diferentes trastornos de alimentación, entre otros.
  • Conducta de riesgos como el abuso de sustancias ilegales o alcohólicas
  • Abuso de las nuevas tecnologías y aislamiento
  • Falta de concentración
  • Problemas y conflictos con el entorno

Tanto en el caso de los niños, como en el caso de los adolescentes cuando la situación se vuelve complicada, recurrir a la ayuda de un profesional es primordial. Estos síntomas solo son formas de reclamar esa ayuda que necesitan. La figura del psicólogo también aportará claves a los padres para contribuir a su desarrollo y evolución.

Si detectas alguno de estos comportamientos o cualquier otro en tu hijo que te cause preocupación, no dudes en acudir a la terapia de niños y adolescentes que Paloma Estepar, de Psicólogo en Rivas, pone a tu disposición en el Espacio de Psicología en Madrid.